Ir abajo
Santi8
Santi8
Mensajes : 1762
Fecha de inscripción : 26/05/2020
Localización : Innisfree

POEMARIO DE UN OPOSITOR Empty POEMARIO DE UN OPOSITOR

Jue 6 Mayo - 18:43:42
Comparto con vosotros estos poemas escritos en su mayoría mientras preparaba las opos.
Algunos los escribí en el hilo de Oposinadas creado por la forera Inapelable. 
Se trata de 20 poemas recogidos bajo el título de Poesía soñada. Los copio aquí y también dejo el archivo por si alguien se lo quiere descargar.(Al final de todo).





                            POESÍA SOÑADA
                                                                                          Santi8









Soy una gota. Líquido. En la lluvia, en tus ojos… Nada me detiene.













DIBUJAR TU BOCA

Me preocupa perderte.
Que esta noche mis ojos,
tras buscar cobijo en la penumbra,
no sean capaces de encontrarte.
Que en la luz del mañana ya no haya lugar ni momento.
Acudo a ti tan sólo cuando me necesito.
Me preocupa recordarte.
Impotente contemplo como se pervierte tu memoria.
El inevitable curso que sigue la vida,
la mortal embestida de la pesada rueda.
Me esfuerzo en dibujar tu boca,
los surcos de tus labios.
Te beso, siento que te beso
y como se me llena la boca de ti.
Jamás olvidaré tu sabor (me digo).
Siempre te imagino sonriendo,
ningún momento malo, ¿para qué?
Siento que utilizo tu recuerdo.
¿También a ti te sucede?
Lo hago cuando mi alma se tiñe de negro,
cuando más me duele la vida.
Es entonces cuando acudo a ti.
Buscando el consuelo,
mecido entre el oleaje de tus verdes ojos,
escuchando palabras de amor
que nunca fueron dichas.






                     SOBRE UN FONDO MARINO DE HOJAS SECAS

En el bosque mis pasos…
sobre un fondo marino de hojas secas,
y a la luz que escupe dorada el cielo,
mantienen su color de miel y sueño.
Las hebras que fueron verde
son ocre.
El cascabel que azuza el viento
seduce a mi esencia,
y en un tácito deseo
mi sentir se impregna de melancolía.
La misma materia y
las mismas fintas esquivas.
Las heridas profundas en la tierra baldía
son también mis pulmones,
derramando saturados la vida.
Siento al viento fresco que me llama,
es el tiempo:
en mis manos, en mis ojos…
Son las lágrimas arrancadas del pesar
las que anegan esta ciénaga
Son también las lágrimas nacidas de la alegría
las que liviano me hacen flotar
como una hoja seca sobre el fondo marino.
Y al ser hoja seré pez y como pez surcaré los mares.
Y el pez se alzará sobre las aguas.
Y será pájaro…
Y desde la cumbre,
desde el más puro de los cielos
alcanzaré a ver el reflejo de mis ojos,
cautivos entre los fragmentos de un espejo roto.

Me veré pidiéndome que regrese,
                                  que despierte...
Una oscura niebla aparece,
y se come los colores
y la luz.
Y el viento se amansa cada vez más
y el cascabel dejó ya de sonar.






Sísifo de escamas vestido, único hacedor y garante de los recuerdos que mueren en mi antes de haber nacido.







             FUEGO

No se puede transmitir lo que dice el fuego.

Con la primera llama tememos ahogar la brisa,
que el crepitar que es vida y muerte
se convierta en pesados grilletes.
Las piedras sucias y agrestes sirven para contener.
Ver pasar el tiempo, es no vivirlo,
no galopando a sus lomos
toma uno consciencia de la lógica del tedio.
La vida está hecha para vivirla.
No se puede transmitir lo que dice el fuego.
En la cama te siento frágil,
como a punto de quebrar,
niebla fatua del volátil fuego
que asciende junto al tiempo.
Y son creadas abundantes y fecundas nubes,
de amargas y dulces lágrimas colmadas
que se enfilan por el escarpado cielo;
nadie puede transmitir lo que dice el fuego.











UNA ESTRELLA


Siempre es de día
y siempre es de noche.
El viento esboza
efímeros arabescos sobre las dunas.
Cadenas en tus pies,
oblicua y negra soledad,
es la sombra de la que errática vaga
a la deriva sobre su desierto líquido.
Ungida y aislada…
¿Qué fue de la miel?
Piensas en su imponente fachada,
en cómo los rayos del sol y la luna recorren su figura,
cómo las cúpulas doradas y sus interminables agujas
coronan el blanco alabastro de sus columnas.
Imagen que le has robado al tiempo,
un beso de esperanza necesario.
Puede que algunas noches veas,
noches azules de verano como ésta ,
que las agujas rasgan el cielo.
Puede que veas,
como del manto estrellado
cae una estrella.
Cógela, pues esa…
únicamente te pertenece a ti.













      TU RECUERDO


Boca arriba y con los ojos quedos
erijo esta sutil barrera,
ésta que en la frágil vigilia
capaz sea de contener,
al menos por un instante,
el torrente que de mi interior mana.
Gélidas aguas que los sueños conforman.


Es por eso, que aún consciente,
invoco tu recuerdo.
Pronto, mis ojos, vueltos del revés,
cincelan el pasado.
Y en su recién y artesano oficio
demuestran ya su pericia,
pues de entre la etérea e informe masa,
a golpe de buril y pestañeo,
atisbo ya tu rescatada esencia.


Pero el peligro acecha…
En su sagaz perseverancia no contempla la duda.
Haciendo uso del ardid y del disfraz,
bien sé yo lo que pretende.




Como la luz que entre el quicio de la puerta se filtra,
mancillando la negra quietud que la oscuridad otorga.
Como la brisa que inexorable todo lo puede en su batida,
y termina en su afán cinético agitándolo todo,
así es como le sobreviene a uno el sueño…






Mas justo a tiempo,
con certeza sé que mi razón
a tiempo ha logrado imponerse.
La barrera que mi conciencia ha levantado,
canalizará las pulsiones, las vivencias,
los retablos y teselas,
de esto que nos distingue, nos conforma…
y que hemos tenido a bien
nombrar el pasado.


De entre las densas tinieblas,
pliegues de mi memoria,
ha emergido ya tu cuerpo,
ese que mis ojos ciegos esculpieron.
Ínsula que golpean las bravas aguas,
nacidas de la voraz quijada del rabioso perro,
que con sutil fiereza,
defiende el reino de los sueños.
¡Resiste, resiste! imploro.
Que tu estoicismo telúrico,
contenga la fuerza que pretende arrebatarme
esta evocación para mí ya recurrente.


Presto me dispongo a desembarcar,
a una vez más, sentir bajo mis pies,
y a beber parte de esa esencia
que de mí ya jamás se desprenderá.
Por fin te alcanzo…













          VERANO
Verano, en el agua...
La arena se pegaba a tus pies, rozándote la piel.
Y bajo el sol como un torpe reptil dormido en tu letargo parecías.
El hipnótico ruego de las olas te persuadió
y envuelto en un chapoteo feliz e ingrávido,
desde aquí, en el agua, volviste la vista atrás.
Y alcanzaste a ver más allá de los niños,
de la carretera, de tu casa,
de tu vida…
Contempla las sólidas estructuras del mundo.
Te zambulliste, buceaste hasta que casi te ahogas…
Emergiste… escupido por la inmensa pureza.
Se escuchaba a los niños, la arena y el viento.
No miraste atrás,
bajo el agua se encontraba tu horizonte sumergido.
Cogiste aire…
el mismo que al cisne le basta para desplegar sus alas (pensaste),
el mismo que a ti te bastaría para no volver.
Bajo el agua se hizo el Silencio, casi eterno…
Hasta que los rayos del sol marcaron de nuevo tu piel y
sentiste la brisa mediterránea y cálida.
Entonces, como tantas otras veces,
te dijiste que llegaría el día que lo conseguirías.
Y sigues esperando en vilo
que tu piel de escamas se cubra
mientras éste verano ya pasó.








    FRÁGIL TEMPANO

Qué frágil te imagino,
témpano que el calor deshace,
agua que de la escarcha devino.
Mojar mis labios,
aplacar en ti mi sed deseo.
Bajo el cristal del torrente helado,
bajo su transparencia,
mariposas vuelan libres.
Son la vida que hay en ti,
arcoíris de fragancias.
La vívida llama que alegremente prende
deforma lo efímero.
El cambio se sucede sin llegar a ser,
fue recuerdo en el olvido,
vapor que repta
reclamando su espacio.
La vida siempre pide imponerse:
Fuego y destino.
La muerte no pide,
mientras, paciente espera
que el tempano sea agua
que la llama de la pasión
se convierta en vapor.
Y que en su vuelo las mariposas
de vivaz aleteo acaben por llenarse
de mortal monotonía.
Cayendo como pesadas piedras
sobre el barro que fue
agua, hielo, calor de mis labios

y un vuelo de mariposa.










Las Construcciones que restan para siempre son aquellas que llenaron  el vacío en el tiempo y ocuparon el espacio en el momento. Incardinándose con solidez en lo inmaterial para acabar deviniendo eternas.






                                             ARAÑAS
Arañas anidan en los ángulos de la pared
y al caer la noche tejen su red.
Amanezco buscando el sueño codiciado
y la luz recorre mi cuerpo de sudor perlado.
Cuando al llevarme al pecho las manos,
mientras me estrangula este aire denso, húmedo y pesado,
un negro y obsceno agujero por mis dedos es palpado.
¡Con qué vacío desgarro la estancia se llena!
Y en abrir los ojos la realidad ya me es ajena.
Pues a mi corazón veo enredado
entre la tela de araña del techo ahí colgado.
Terciopelo negro de patas alargadas,
sombras falsas por las tinieblas creadas
¿Dónde están las lágrimas que el ojo ha derramado?
El mundo cartesiano ha sido transformado.
Ni esquinas ni vértices existen,
finas son las sedas que a mis entrañas visten.












                                        PERDERSE


Perderse en los recuerdos
Del beso que no fue
Del lamento previo
Del sentir no vivido
¿Cuánto me es propio,
cuánto emergió del vacío?
En la nada y de lo ajeno,
perpetuando el inmortal sueño
Asoma la eterna duda
¿Cuánto basta para perderse en la locura?














         PALABRA EXHALADA


Abro las ventanas y me sorprende la noche.
Una palabra exhalada ocupa el vacío.
Pronto repta y se desliza, viscosa…
Sucumbe ahogada
entre los ángulos imposibles de la habitación
antes siquiera de que pueda reconocerla…
Huérfana de su huérfano padre,
libre e indeterminada en su muerte.
Llueve y se oculta la luna.
Densa e impenetrable esta atmósfera que me acoge,
cuando un párpado se eleva
mi corazón más quieto se muestra,
bombeando con pesar tanta culpa acumulada
Es como si al abrir cerrara y
pensando que al cerrar se abriera.








    REFUGIO


De entre el intenso verde
mi refugio emerge.
Vespertina niebla,
canto de pájaro,
aroma del fresco pasto.
Vida que a mi hogar el bosque acoge,
morada que un suspiro imagina.
Se respira el saber,
el placer de la infinita lectura
que al son de la lumbre titila.
Sueño imperfecto de ángulo proustiano,
que en torno al fuego inmaculado vagas
para calmar mi espíritu.







La nota que se desprende, nace como una gota en el instante que el suspiro abandona tu boca.







ESTA NOCHE


Que esta noche,
al cerrar los ojos,
una brisa inmaculada
nos acompañe.
Y en su leve cadencia
se libere el sueño.
Desplomándose,
envuelto sobre un pasto
verde y fresco...
Que el tempano sea el agua
que la llama de la pasión prenda.







   PROPINA
Propina musical,
efímero montículo.
Duna virtual que el viento imaginó.
La mueca-el beso que la emoción te robó.
Ráfaga de viento en tus cabellos.
Sutil cambio en la marea ondulada.
Gélida gota que en tu cuello se cuela.




    LIBERTAD


Libre es el gamo.
La hoja que roza su piel.
El rocío que la cubre.
El bosque cuando calla
y cuando el viento le hace hablar.
Ellos son la libertad.
La espuma de las olas
y el tranquilo vaivén
en el que la luna descansa.
Libre es el rayo de la mañana,
que con su chorro de luz todo lo inunda.
El aroma fresco de las flores
La simiente que las abejas recogen.
El instinto, lo natural, lo inmediato;
el ahora…
Al recordar, cuando grotescamente
reproduces aquella sensación,
en tus ojos y en tu mente se dan vida y muerte
Pues es en la muerte donde permanece vivo el recuerdo
y en el recuerdo donde muere el olvido.








PERTENEZCO A ESTE LUGAR


Pertenezco a este lugar….
Mi yo, soy madera….
Aguas que me mecen,
que me astillan y me hacen sangrar.
No siempre fui reflejo (espero).
Atrapé a la luna con esta soga.
Intenta dormir (me digo).
¿Por qué mueren cuando las piensas?
Vieja barca y enferma,
sobre un lecho de mariposas,
que indiferente recibes
la espuma barata que coronó a Afrodita.











                                      AURA BLANCA

Que de un aura blanca
q
ue ciega.
Y que con todo arrasa.
Se envuelven mis recuerdos.
Desde la infancia,
canción de exuberante espuma,
que a la sirena la resaca arrastra.
Hasta el instante previo,
antesala inmediata de este verso.
Efímera palabra recién creada,
arabesco en la arena
que las olas borraron
antes de ser sometida.
Con esta luz pretendo,
que al ojo ciega y al oído aturde,
mitigar el oscuro,
el negro pesar que al recuerdo
va siempre el dolor ligado.
Sin los claros destellos
caeríamos siempre
en las infinitas heridas,
trincheras de la vida.
Pero en su intermitencia,
parpadeo del funámbulo equilibrio,
encuentro yo cobijo.
Pues no hay sentir,
vivir en sí la vida,
que volverse uno a levantar
después de cada caída.










Y me pregunto si somos partículas en eterna suspensión.
Cuando todo pase, caeremos...
Y el polvo cubrirá nuevamente la realidad.







         NIEVE

Ha empezado a nevar,
del blanco cielo caen las cenizas del ancestral fuego,
pronto será su reflejo el asfalto negro.
A nadie veo en la calle,
qué desierta y serena,
a la tormenta se somete.
La ciudad desnuda, muere en su letargo.
Árboles, famélicos,
con sus miembros amputados.
Balcones y azoteas de blanco se cubren.
Visiones de la ciudad muerta...
Desde este lado se condensan las frías lágrimas,
que mi respiración sobre el vidrio ha destilado.
Se empaña esta ciclópea pecera
tiñéndose el cristal del calor exhalado.
Abro y extiendo una mano.
Un pedazo del cielo cae sobre mi palma,
y bajo el calor de mi alma
la ceniza se quiebra.
Cierro la ventana al blanco abismo,
atrás quedan mis pensamientos
para buscarte en nuestro mundo.
Ahí sigues, dormida...
como hace un instante infinito
busco el sutil contacto de tu piel,
que tu calor me envuelva
y que tu fuego me vista.






                                         MUDAR LA PIEL


Cada noche mudaba mi piel
entre océanos sacudido por el viento bravo
bajo las estrellas en el campo dorado.
El canto del escribano en celo
la llegada de un nuevo día anunciaba.
Nacía de una tierra forjada por el sol
y furtivos eran los ojos que a la arcilla moldeaban
En mi peregrina y fiel compañía,
tumulto y luz se aliaban.
Me movía entre los cuerpos de humo,
cuando durante el día fingía vivir la vida.
Con qué dedicada presteza,
con qué obstinación la piel se ajaba,
cómo del cieno mudaba la pureza,
de aquel que jamás sintió nada.
Y al llegar a casa, entre el lecho de trigo
mi cuerpo pesado dejaba caer.
Partíase el alma en mil pedazos
que las lágrimas volvían a unir.
En las sombras de mi habitación
yo mudaba de nuevo la piel
y hacía de las cicatrices ocultas,
la falsa apariencia del impostor.







      COMPARTIR



Dibujo estas palabras,
sobre el aire
que tu dolor me hizo imaginar primero.
Una punzada del dardo certero
que al centro de mi alma hiere.
Estos versos,
viajarán en el tiempo,
esculpiendo la esencia invisible
hasta llegar a ti al perfilarte.
Frágil en tu nívea pureza,
perla que emerges.
Son castaños tu ojos
y tu cabello, que
al contacto que la sutil fricción genera,
mis manos en él trazan
filigranas de bucles perfectos
del aroma de la miel y el otoño.
Me acerco ahora liviano,
con palabras quedas.
Habiéndote imaginado como tantas otras veces,
para compartir parte de esas penas.
Susurrarle al viento que nos pertenece
nuestros nombres.
Y quebrar eternamente todas las cadenas.














      SUBIR




Y dejar de orbitar.
Ascender en un errático vagar,
eterno...
Que el niño cuando incauto
abra sus dedos,
me libere...
Y sin mirar atrás
suba y suba bien alto,
perdiéndome entre el cielo,
en un día de feria.


Archivos
POEMARIO DE UN OPOSITOR Attachment
POESIA SOÑADAa.pdf No tienes los permisos para descargar los archivos.(62 KB) Descargado 1 veces
Cadaqués
Cadaqués
Mensajes : 2734
Fecha de inscripción : 03/07/2020

POEMARIO DE UN OPOSITOR Empty Re: POEMARIO DE UN OPOSITOR

Jue 6 Mayo - 19:51:30
Gracias [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo], detallazo por tu parte, a un foro lánguido, sin pulso, sin sangre ya, amenizar se convierte en algo sincero tal está todo, me ha gustado mucho, en el poema 2, la misma materia, las mismas fintas esquivas..tengo que leerlo con calma, a ver este finde. Me lo descargo con la venía.... vuesa.👌🙌😎
Narusita
Narusita
Mensajes : 807
Fecha de inscripción : 25/05/2020
Localización : Japón

POEMARIO DE UN OPOSITOR Empty Re: POEMARIO DE UN OPOSITOR

Jue 6 Mayo - 20:02:05
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.